- El Decameron de Boccaccio



Contexto

La Florencia de Boccaccio estaba experimentando un momento de transición cuando Boccaccio escribió El Decamerón ( 1349–52, revisado 1370–1371). Una nueva clase mercantil estaba llegando al poder, invirtiendo su dinero en fomentar las artes basadas en la cultura greco-romana. Estas primeras tendencias humanistas evidentes en Boccacio, Dante y Petrarca florecieron más tarde durante el Renacimiento italiano.

Nápoles fue también un centro comercial y una encrucijada cultural donde el rey Robert d'Anjou fue un poderoso político y mecenas de las artes. Boccaccio probablemente modeló su tema de cortesía literaria en la corte de Nápoles. 

La clase mercantil emergente no tenía ascendencia noble y su poder provenía de su comercio. La literatura de Boccaccio ayudó a proporcionar un nuevo espíritu para esta poderosa nueva clase.

La peste negra que se extendió por Florencia en 1348 proporcionó un trasfondo para El Decamerón. Redujo a la mitad la población de la ciudad y el caos que provocó está documentado en el libro.

"Morir más como animales que como seres humanos".

Narrativa

Estructura

El Decamerón está estructurado como una historia marco que presenta las narraciones anidadas de diez personajes que han escapado de la plaga en Florencia a una casa segura. Las narrativas insertadas son los 100 relatos que se cuentan durante diez días, más uno más defendiendo a Bocaccio de la crítica.

Las tramas principales incluyen la crítica a un clero corrupto, los peligros que corren los viajantes de comercio y los conflictos que surgen entre las familias nobles y la nueva clase mercantil.

Boccaccio aprovechó el caos social causado por la plaga para eludir las convenciones sociales. La brigada de nobles y mujeres que se marcharon juntos al campo sin acompañantes habría sido imposible en circunstancias normales. Igual el autor puede utilizar este marco, sus personajes también pueden contar historias poco convencionales debido a la agitación social.

Resumen

Día 1 Las historias se cuentan en el jardín. Se tratan de temas de crítica personal y sátiras sobre la Iglesia Católica.

Día 2 El contenido elegido son desventuras que tienen un final feliz pero repentino.

Día 3 Los temas de estas historias son de perdidas y encuentros o adquisición a través de un doloroso sacrificio.

Día 4 El autor usa una parte de este capítulo para escribir una defensa narrativa contra su uso de la lengua vernácula. También fue criticado por asociarse con mujeres jóvenes a sus 38 años. El tema del amor que termina en desastre se propone para los siguientes 10 cuentos.

Día 5 El asunto elegido son los amantes que deben superar el desastre y tener un final afortunado.

Día 6 Las narraciones tratan sobre alguien que usa su ingenio para evitar la vergüenza o defenderse.

Día 7 Historias de esposas que engañan a sus maridos.

Día 8 El contenido trata sobre hombres que engañan a sus esposas o viceversa.

Día 9 Un tema abierto.

Día 10 La generosidad es la tesis.

Temas

Amor

En el prefacio de El Decamerón, Boccaccio explica que lo escribió motivado por la compasión. Su sufrimiento mientras experimentaba el amor le enseñó la compasión y la necesidad de una amistad que le ayudara a salir adelante. Su autoría es una expresión de agradecimiento por la ayuda recibida.

“Tener compasión por los que sufren es una cualidad humana que todos deben poseer, especialmente aquellos que han necesitado consuelo en el pasado y han logrado encontrarlo en otros”.

Muchas de las historias de El Decamerón tratan sobre el amor o la lujuria. En el amor cortés no había sexo, sino una relación ritual. Boccaccio muestra el amor como una fuerza de la naturaleza ni razonable ni negable. Su amor es natural, directo y habitualmente consumado.

"El amor no sólo lleva a los amantes a correr ciertos riesgos mortales, sino que ... los persuade a entrar en la casa de los muertos fingiendo estar muertos".

Sin embargo, la obra distingue entre el amor, que es duradero, y la lujuria, retratada como transitoria. También muestra el amor como algo físico y los personajes no son castos, incluidas las mujeres, lo que se aparta de la tradición contemporánea.

Cambio social 

El Decamerón fue escrito durante el cambio social causado por los comerciantes que se hicieron más ricos. Tomaron el poder político de la nobleza que había gobernado por herencia durante la Edad Media. Los cambios sociales se aceleraron porque las herencias se estaban rompiendo debido a los estragos de la peste bubónica. Esto afectó tanto a la aristocracia como a los pobres y facilitó el surgimiento de la clase media. 

La brigada de narradores forma parte de la nobleza, mientras que sus cuentos reflejan a las burdas clases bajas. El humanismo impregna las narrativas, contrastadas con los comportamientos de los narradores. Presagia las nuevas sensibilidades del Renacimiento.

Religión

La brigada, aunque se contaban historias que excedían la moral religiosa, se reunieron en una iglesia y tomaron varios recesos en sus actividades para rezar. A pesar de esto, los eclesiásticos en sus historias son retratados negativamente, como delincuentes, tramposos y canallas.

"No vi ... santidad, devoción, buen trabajo o vida ejemplar ... entre el clero; en cambio, lujuria, avaricia, glotonería, fraude, envidia, orgullo".

Boccacio se centra en una visión humanista, el aquí y ahora, no en el cielo; en el amor humano más que el divino. Prefiere la pasión más que la virtud religiosa en su personajes clericales. Eran caricaturas cómicas, pero la moraleja es que los eclesiásticos viven los mismos deseos y avaricia que todos los demás.

"El cielo sería en verdad el cielo si a los amantes se les permitiera disfrutar tanto como lo han experimentado en la tierra".

Engaño

Muchos de los cuentos contados se basan en trucos, disfraces, bufonadas, falsedades, hechicería o distracciones. Disfrazarse se usa para lucirse, para ganar sexo o dinero. Las identidades se ponen y se quitan como si fueran disfraces.

"La naturaleza del ingenio es tal que su mordida debe ser como la de una oveja en lugar de la de un perro, porque si mordiera al oyente como un perro, ya no sería ingenio sino abuso".

Dos días completos están dedicados a historias sobre engaños, en su mayoría humorísticas. El objetivo parece ser hacer reír al lector. Los ingeniosos emplearon sus bromas para evitar situaciones difíciles porque son inteligentes. El autor subraya estos rasgos como positivos aunque se utilizan como entretenimiento.

Relaciones 

Varias historias se refieren a relaciones personales. Hay dos días completos de cuentos sobre los temas de historias de amor trágicas y felices. Las infidelidades también son materia, especialmente entre mujeres jóvenes y hombres mayores. Algunas de estas narrativas se basan en la lujuria y otras terminan en el amor verdadero. Sin embargo, ambos sexos reciben el mismo trato en estas ficciones.

La plaga

La epidemia de peste bubónica que afectó Florencia no tenía remedio medicinal. Se estima que más de la mitad de la población de cien mil sucumbieron a esta muerte negra.

Cambió las creencias de las personas. Algunos lo interpretaron como un azote de Dios y se comprometieron a hacer penitencia por sus pecados. Como las oraciones no lograron detener la enfermedad, muchos dejaron de creer en la religión como respuesta a sus problemas. Otras personas adoptaron una vida de fiesta pensando que morirían de todos modos.

Los efectos sociales de la plaga pararon todo el trabajo, la gente huyó de la ciudad y abandonó a amigos y familiares. La economía se vio afectada por la escasez de trabajadores. Esto resultó en aumentos salariales debido al mayor poder de los trabajadores mientras que la productividad disminuyó. Se interrumpió el comercio entre ciudades para evitar la propagación de enfermedades con la consiguiente subida de precios.



No hay comentarios:

Publicar un comentario