- Comentarios sobre Aristoteles por Averroes


Contexto 

Averroes o Ibn Rushd (1126-1198) fue un cordobés nacido en la Hispania musulmana del siglo XII. Después de su muerte, sus comentarios sobre Aristóteles tuvieron una gran influencia en el desarrollo de la escolástica en Europa, donde fue conocido como 'El comentarista'. En el mundo islámico defendió la filosofía griega contra los teólogos de la ortodoxia musulmana.

El califa de Marrakech le encargó que hiciera comentarios sobre los textos de Aristóteles, que fueron más tarde su mayor legado a la filosofía europea. Eran trabajos basados ​​en traducciones al árabe (no los originales en griego) y estaban organizados en tres niveles de análisis. Muchos de los comentarios fueron traducidos al latín en los siglos XII y XIII. Fue a través de estas traducciones de los comentarios de Averroes que el legado de Aristóteles fue conocido en Occidente. El comentarista argumentó a favor de separar la ciencia y la filosofía de la teología oficial. Por eso algunos lo ven como el precursor del pensamiento secular en Europa.

Para Averroes, al contrario que Avicena, no había conflicto entre religión y filosofía y argumentó que eran dos formas de llegar a conocer una misma verdad. Se atrevió a argumentar que la razón y la filosofía eran superiores al conocimiento por fe. Las autoridades islámicas de Córdoba lo condenaron por excesivo racionalismo y fue desterrado a un pueblo de las afueras de la ciudad. 

"No hay contradicción entre la razón y el Texto revelado.

Dado que, por tanto, esta Revelación es la verdad, y exige la práctica del examen racional que asegura el conocimiento de la verdad, entonces los musulmanes sabemos con certeza que el examen [de los seres] por demostración no entrañará ninguna contradicción con las enseñanzas traídas por el Texto revelado: porque la verdad no puede ser contraria a la verdad, sino que está de acuerdo con ella y testifica a su favor ".

Averroes creía en un universo eterno y un alma. También adoptó la idea radical de que 'la existencia precede a la esencia', contrario al posterior cartesianismo, pero una idea que fue desarrollada por el existencialismo en el siglo XX.

Resumen

Averroes clasificó sus Comentarios  (iniciados en 1169) en tres categorías que ahora se denominan corto, medio y largo. Afirma su objetivo al comienzo de su primer comentario corto:

"...el propósito de este discurso es buscar, en la perspectiva del examen jurídico, si el estudio de la filosofía y las ciencias de la lógica está permitido por la Ley revelada, o condenado por ella, o aunque todavía prescrito, o como recomendación o como obligación ". 

Los comentarios breves son resúmenes de las doctrinas aristotélicas compuestas al principio de su carrera. En este compendio, Averroes abandona el orden del original para dar una exposición del tema del tratado con sus propias palabras y con su propio método, dilucidando los problemas en discusión. También zanja sus polémicas con sus antecesores árabes en el mismo campo como Alfarabi y Avicena. El breve comentario es, por tanto, una especie de trabajo independiente sobre el tratado de Aristóteles.

Los comentarios del medio parafrasean y aclaran el texto original de Aristóteles. Contienen solo las primeras palabras del texto de cada párrafo, seguidas de la paráfrasis del contenido del pensamiento de Aristóteles. Sigue de cerca el orden y el método del original.

Averroes aporta una nueva visión filosófica a su tiempo sobre varios temas. Argumentó que todos eran consistentes con las enseñanzas religiosas y la filosofía aristotélica. Sin embargo, otros consideraron estas ideas heréticas: 

- Afirma que el Corán y la filosofía consideran que el mundo siempre ha existido. Dios dio forma a las criaturas, pero el Cosmos físico es eterno, al igual que Dios.

- Argumenta que las almas sobreviven a la muerte, no los cuerpos. Adquirirán otro cuerpo en la otra vida. Añade que probablemente no viviremos en el prometido jardín de las delicias del Corán.

- Averroes negó el intelecto personal. Para él es un elemento inmaterial compartido al que todos podemos acceder cuando pensamos.

Temas

Tres dogmas fundamentales

"Estos incluyen, por ejemplo, el reconocimiento de la existencia de Dios, profecías, bienaventuranza y tormentos en el Más Allá; para estos tres dogmas fundamentales, los tres tipos de argumentos por cuyo efecto se produce inevitablemente el asentimiento de todos los hombres... Quien niega tales cosas, cuando se trata de un principio [dogmático] fundamental de la Ley revelada, es un infiel ... "(Comentario breve 37 )

Física (filosofía natural)

Siguiendo a Aristóteles, Averroes define la física como el estudio de todos los seres sensibles que son capaces de moverse y están sujetos a cambios. La física investiga los límites de todos los seres naturales para incluir la materia prima y un primer motor.

Averroes aborda el valor de la filosofía natural de una manera diferente a Aristóteles. Reconoce que la física pertenece a la parte teórica que es la filosofía, pero también a la dimensión práctica: la ética. Esta es la única forma en que los humanos pueden alcanzar la felicidad real. Las virtudes éticas son la justicia, la templanza, el coraje y además son las que se deben cultivar después de tener las virtudes especulativas. La persona sabia quiere ser moralmente virtuosa porque sabe que las virtudes morales y teóricas están unidas.

El primer motor

Aristóteles redujo todo tipo de cambio al movimiento local, y luego al movimiento circular, hasta el movimiento eterno del universo, cuyo motor no podía moverse en absoluto.

Averroes, siguiendo a Aristóteles, muestra las inconsistencias de suponer que un motor finito causa movimiento durante un tiempo infinito. Averroes dice también que un cuerpo o un poder corpóreo no tiene una acción infinita, por lo tanto, el motor con un poder infinito no es un cuerpo.

Aristóteles no se lo puso fácil a Averroes que se queja de cuánto tiempo se esmeró en encontrar la explicación. Pero una vez que se demuestra que el primer motor no es un cuerpo, se vuelve más fácil: el primer motor no necesita verse afectado por las restricciones mencionadas de los motores corporales, y puede producir movimiento durante un tiempo infinito. Y el primer motor se convierte en un principio metafísico como la materia prima.

Metafísica

Averroes divide las principales ciencias en tres: física, matemáticas y metafísica. Sostiene que estos corresponden a los tres tipos de existencia: existencia en la materia (física), los tratados aparte de la materia (matemáticas) y los de dos partes: los que no existen en la materia como espíritus y los universales como unidad, pluralidad o potencialidad (metafísica). Los universales dependen de la razón para hacerlos universales. Averroes sostiene que los platónicos se equivocan cuando hacen causas universales en sí mismos. 

La metafísica se basa en fundamentos físicos y matemáticos. De la física el autor obtiene la idea de un motor inmaterial y la forma en que se mueve. De la astronomía matemática obtiene el número de movimientos de las esferas celestes. La metafísica para Averroes es más importante que las otras ciencias porque conduce al conocimiento de las causas últimas que verifican los principios de otras ciencias.

La intención de Averroes es probar desde la eternidad del movimiento la existencia de eternos motores inmateriales existentes en la realidad, y un principio único, que es Dios, existiendo como causa de éste y del universo. Sostiene que así como los humanos conocen las inteligencias inferiores, Dios conoce las nuestras, pero de una manera superior. El conocimiento de Dios de sí mismo es idéntico a su conocimiento del Universo. Pero su conocimiento no es nuestro conocimiento. Ésta es la base de Averroes para su teodicea(demostración racional de la existencia de Dios).  Para él, Dios no es responsable del mal, porque el mal es concomitante de la materia y Dios no lo sabe. No conocer algunas cosas es mejor que conocerlas, y, argumenta, no hay defecto ni imperfección, más bien todo lo contrario. Hace que Dios conozca lo particular y salvarlo de la responsabilidad del mal diciendo que el bien y el mal son solo en relación con nosotros.

Averroes es una de las fuentes de la filosofía medieval y ayudará a comprender a escolásticos como Alberto Magno, Tomás de Aquino y William Occam.



No hay comentarios:

Publicar un comentario